top of page

¿Qué deberías saber sobre psicología?

Actualizado: 29 feb




Origen

La Psicología es una ciencia que a veces cae en los mismos problemas que la física teórica:  más que respuestas, formula y plantea más cuestiones de las que pueden ser resueltas en una vida humana completa, incluso con la esperanza de vida actual.

Juan Huarte de San Juan
Autor desconocido - Dominio Público

Esta ciencia posee un día dedicado en el calendario que sucede cada 24 de febrero en España, basado en Juan Huarte de San Juan. Esta figura del final del renacimiento, fue un pionero en el estudio de la relación entre las capacidades mentales y el cerebro. Sus conocimientos han influido sobre los rasgos de personalidad y la neuropsicología actual, debido a que fue capaz de adelantarse a su tiempo en varios aspectos clave:

  • Formula la existencia de diferentes tipos de inteligencias similar al modelo actual de Gardner sobre inteligencias múltiples

  • Plantea una relación biológica entre el cerebro y las habilidades mentales

  • Fomenta una educación adaptada a las necesidades y capacidades de los estudiantes

  • Promueve la selección de profesiones basadas en las habilidades y disposiciones naturales

Juan Huarte de San Juan al igual que otras figuras relevantes de la psicología no forma parte del cuerpo de profesionales de esta rama del conocimiento. El reconocimiento de la psicología no comienza hasta la década de los 80 en España, y aunque esta figura profesional hubiera existido este autor estaría más cerca de la medicina, en concreto de la psiquiatría o la neurología. Esta situación es más común de lo que parece dentro de la psicología, debido a la amplitud de objetivos que puede utilizar cada profesional según el enfoque que utilice.


¿Qué quiere decirle un profesional de salud mental al público general?

Las variadas perspectivas que forman parte de esta disciplina incluyen el ámbito deportivo, el sector educativo, los recursos humanos, la selección de personal, el sector forense o judicial,  los investigadores, y un largo etcétera. Sin embargo, es curioso como la figura del psicólogo está socialmente vinculada al sector sanitario. En el sector de la salud, la figura del psicólogo, al menos en España, pertenece a dos mundos completamente diferentes: el sector público y el sector privado.

Durante mi etapa académica me dijeron que era la profesión más bonita del mundo pero que para ser un buen profesional era necesario cuidar tanto al paciente como al profesional que la imparte. La profesional que pronunció estas palabras había visto ambas caras de una misma moneda, ya que había trabajado tanto en investigación como en intervención, en el ámbito privado y público. En su discurso nunca hubo comentarios sobre las condiciones de su trabajo sino sobre la responsabilidad del cuidado como profesionales sanitarios en nosotros mismos y con los usuarios/as atendidos.

Este tema es controvertido ya que en algunos sectores dentro de la psicología la precariedad es un elemento inseparable, y es reconocido como el contexto puede moldear nuestras experiencias. Si una jornada laboral completa aproximadamente incluye 40 horas a la semana promedio, invertiremos un cuarto del total de horas en un año asignadas exclusivamente a esta actividad. No es de extrañar que las condiciones laborales generen un impacto en la salud física y mental de los trabajadores tanto dentro como fuera del horario laboral. El desarrollo de lesiones y enfermedades, una disminución de la motivación y la productividad, un alto índice de rotación de personal y problemas de conciliación forman parte de las consecuencias de unas condiciones laborales poco saludables.

En el sector público las amplias listas de espera a la seguridad social expresan esta precariedad junto a la falta de profesionales para atender las necesidades de salud física y mental de la población. Una larga lista de sanitarios reconoce la falta de medios para mantener una atención de calidad hacia los pacientes, condiciones que generan "burnout" o desgaste profesional.

Por otra parte, las entidades del sector privado como franquicias, gabinetes, consultas y asociaciones, entre otras opciones cubren una necesidad que cada vez está más latente en la sociedad.

La importancia de la psicología ha aumentado significativamente tras la pandemia de COVID-19. La crisis sanitaria global ha tenido un profundo impacto en nuestra salud mental, llevando a un reconocimiento aún mayor de la necesidad de servicios de apoyo psicológico y terapéutico. Durante y después de la pandemia se observó un aumento significativo de términos relacionados con la psicología y la salud mental en Google y otros motores de búsqueda. Sin embargo, el sector privado puede generar carencias similares a la sanidad pública debido a la falta de apoyo institucional para favorecer el desarrollo de iniciativas que requieren un compromiso a largo plazo.

Desde Proyecto Kintsugi creemos en la importancia de los cuidados hacia la sociedad por lo que tenemos presente las necesidades y desafíos actuales de la salud mental. La importancia tanto de la promoción como de la prevención e intervención sobre esta área es esencial, ya que es una parte integral del bienestar general, tan importante como la salud física. Una buena salud mental permite gestionar el estrés de la vida cotidiana, trabajar productivamente y hacer contribuciones significativas a las comunidades.

Una de las principales luchas en el campo de la psicología es combatir el estigma asociado a los problemas de salud mental. Es necesario hablar abiertamente sobre estos temas, favorecer una educación inclusiva para cambiar percepciones negativas y promover una cultura de apoyo hacia las personas afectadas. En este sentido, nos comprometemos a facilitar el acceso a servicios de salud mental al ofrecer más recursos, reducir las listas de espera y facilitar el acceso a terapias asequibles y de calidad. Por esta razón, es relevante la prevención y la detección temprana de los problemas de salud mental. La educación y los programas de concienciación pueden promover prácticas de vida saludables entre otras alternativas y ofrecer estrategias para manejar el estrés y la ansiedad, así como identificar señales de advertencia de problemas más serios para intervenir de manera temprana.

El apoyo a la diversidad y la inclusión implica adaptar los servicios y terapias para satisfacer las necesidades de diferentes grupos y comunidades. Reconociendo la diversidad de la sociedad, apoyamos un enfoque inclusivo en la atención de la salud mental que considera las diferencias culturales, de género, edad y otras variables sociales. En este aspecto, ninguna de estas características está exenta de la importancia del autocuidado, que incluye cuidar el cuerpo, gestionar el tiempo de descanso y ocio, mantener relaciones sociales saludables y buscar actividades que promuevan la satisfacción personal y el crecimiento. Incluyendo fomentar el desarrollo de la resiliencia, es decir, la capacidad de recuperarse frente a las adversidades. Esto incluye trabajar en habilidades como la adaptabilidad, el optimismo y el apoyo social, esenciales para enfrentar desafíos en la vida.

El compromiso para mejorar la comprensión y el tratamiento de la salud mental promoviendo un enfoque integral que incluye la prevención, la intervención temprana, el tratamiento adaptado a las necesidades de los usuarios y el apoyo continuo para quienes lo necesitan es parte del proyecto. En este sentido, los profesionales de la psicología desde diferentes disciplinas, tanto en España como en todo el mundo, juegan un papel crucial en la promoción de la salud mental, la prevención de trastornos psicológicos, y el tratamiento y apoyo a personas con problemas de salud mental.

Cuidar a quienes nos cuidan es esencial para mantener un ciclo saludable de apoyo emocional y físico dentro de cualquier relación. Esta premisa es tan relevante en el sector de la salud mental como en nuestra vida cotidiana. Para reconocer un buen cuidado y ofrecerlo podemos considerar algunas estrategias de cuidado:

  • Reconocimiento y agradecimiento: expresar regularmente tu aprecio por el esfuerzo y dedicación de los demás. Verbalizarlo o demostrarlo mediante pequeños gestos puede tener un gran impacto en su bienestar emocional

  • Apoyo emocional: ofrecer un espacio seguro para que puedan expresar sus sentimientos y preocupaciones sin temor a ser juzgados. Escuchar activamente es una forma poderosa de apoyo

  • Fomentar el autocuidado: animar y facilitar que se tomen tiempos de descanso y participen en actividades que disfruten y les recarguen energías. Esto puede incluir practicar aficiones, ejercicio, lectura o cualquier otra actividad que les ayude a desconectar y recargar

  • Ayuda práctica: ofrecer asistencia con tareas específicas para aliviar su carga. Esto puede variar desde ayudar con las tareas del hogar hasta ofrecerte como acompañante en gestiones o citas médicas

  • Promover ambientes saludables: mantener un entorno positivo y saludable. Esto incluye tanto el ambiente físico como el emocional, como la higiene del sueño

  • Educación sobre el estrés y la gestión emocional: proporcionar sugerir recursos para el manejo del estrés y el autocuidado emocional, como talleres, libros o aplicaciones de meditación y mindfulness

  • Establecer límites saludables: ayudar a establecer y respetar límites saludables. Es importante que tanto tú como la persona que cuida se sientan cómodos diciendo "no" o pidiendo tiempo para sí mismos cuando sea necesario.

  • Buscar apoyo profesional: animar la búsqueda de apoyo profesional cuando sea necesario. Esto puede incluir terapia psicológica, asesoramiento o grupos de apoyo.

  • Autocuidado en el proceso: mientras cuidas de los demás, no olvides cuidarte a ti mismo. Integrar prácticas de autocuidado en tu rutina diaria es fundamental. Esto significa atender tus propias necesidades físicas, emocionales y sociales, estableciendo límites saludables y buscando tu propio apoyo cuando lo necesites.

Cuidar a quienes nos cuidan requiere un equilibrio entre dar apoyo y mantener nuestras propias necesidades atendidas. Recordad que el autocuidado no es egoísta, sino una parte esencial para poder cuidar efectivamente de otros, es clave en este proceso.


Estigmas alrededor de la terapia psicológica

La terapia psicológica debe afrontar desafíos para desmontar los estigmas asociados, como aquellos relacionados con el coste de los servicios. Actualmente existen opciones para hacer estos servicios más accesibles a través de una mayor cobertura por parte de seguros de salud privados o mediante la implementación de escalas de tarifas ajustadas que facilitan el acceso a la atención psicológica. En este sentido, la distribución de los servicios de psicología puede ser desigual concentrándose principalmente en áreas urbanas. La falta de recursos en zonas rurales o menos pobladas ofrece menos opciones para acceder a la atención psicológica, siendo necesario expandir la cobertura geográfica, a través de la terapia online que garantiza la misma calidad que las consultas presenciales. Esta opción aumenta la diversidad entre los profesionales de la psicología y la calidad del servicio debido a la ausencia de barreras geográficas.



La accesibilidad online a la terapia psicológica comprende la misma calidad que un servicio presencial, sujeta a la misma normativa de actuación. En el código deontológico del psicólogo aparece recogido que la formación continua y especialización son obligatorias, aunque nuestra capacitación puede ser amplia y variada. Esto incluye profesionales formados en cuestiones de género, cultura, orientación sexual y diversidad etnorracial, asegurando así una atención más inclusiva y sensible a las necesidades de todos los pacientes. Incluye también la formación en áreas emergentes de la psicología para mejorar aún más la calidad de la atención en la psicología de la salud, la neuropsicología, y el uso de terapias basadas en evidencia científica para trastornos específicos. Asimismo, la integración con otros servicios de salud facilita un enfoque integral coordinado con otros profesionales para un abordaje multidisciplinar del tratamiento terapéutico. Para mantener el compromiso ético y de privacidad se asegura la confidencialidad en todos los servicios, incluidos los digitales.

Los estigmas asociados a la terapia psicológica pueden variar según el contexto cultural, pero existen algunos comunes que pueden disuadir de buscar la ayuda que necesitamos para nuestro bienestar mental. Reconocer y abordar estos estigmas es crucial para promover una cultura de cuidado y apoyo hacia la salud mental como los que describimos a continuación:

  • Ver la terapia como una señal de debilidad

  • Pensar que ir a terapia es sinónimo de “estar loco”

  • Miedo a ser visto como un fracaso personal o social

  • Desconfianza hacia los profesionales de la salud mental

La decisión de buscar ayuda no siempre es fácil debido a los prejuicios que existen alrededor de la terapia psicológica, pese a que buscar ayuda es un signo de fortaleza y autoconocimiento debido a que implica reconocer cuando se necesita apoyo y tomar medidas para obtenerlo. La salud mental no solo comprende a trastornos graves o condiciones psiquiátricas, puesto salud no es solo ausencia de enfermedad sino calidad de vida.

Difundir información sobre el espectro de la salud mental es una herramienta útil para desmitificar estas concepciones erróneas de la terapia. Fomentar entornos donde hablar de salud mental y terapia puede normalizar el espacio terapéutico, compartiendo experiencias personales positivas sobre terapia que pueden ayudar a otros a sentirse más cómodos y menos aislados. Encontrar profesionales que puedan ayudarte no es un proceso fácil, pero conocer las credenciales y la formación de los psicólogos que proporcionan terapia psicológica puede mejorar la confianza de que estamos en buenas manos.


Beneficios de la terapia psicológica

La terapia psicológica ofrece una amplia gama de beneficios que pueden mejorar significativamente la calidad de vida de una persona. Entre estos, cabe mencionar:

  • Alivio de síntomas específicos de trastornos mentales, lo cual conlleva una mejora del bienestar general, las relaciones interpersonales y la capacidad para manejar los desafíos de la vida

  • Alivio de síntomas relacionados a trastornos como ansiedad, depresión, estrés postraumático, entre otros, reduciendo la aparición de pensamientos negativos, comportamientos autodestructivos o hábitos dañinos.

  • Desarrollo de habilidades de afrontamiento mediante el aprendizaje de estrategias efectivas para manejar el estrés, la ansiedad y otras emociones difíciles.

  • Mayor resiliencia ante los desafíos fomentando el desarrollo de habilidades de afrontamiento saludables y las habilidades de comunicación, lo que puede mejorar las relaciones con la pareja, familiares y los amigos.

  • Herramientas de resolución de conflictos y el entendimiento mejorado de las dinámicas de las relaciones personales.

  • Aumento del autoconocimiento y la autoestima para lograr avances personales y superar desafíos, lo cual proporciona ayuda para tomar decisiones importantes y enfrentar los cambios al favorecer un espacio para reflexionar sobre opciones y consecuencias clarificando valores, objetivos y lo que realmente importa a cada persona.

  • Apoyo durante momentos difíciles promoviendo un espacio seguro para hablar sobre pérdidas o heridas emocionales y facilitando el proceso de curación.

  • Validación y comprensión. Estas puede ser especialmente valiosas en momentos de soledad o aislamiento. Aumento del bienestar físico relacionado con el estrés y la ansiedad, como dolores de cabeza, problemas gastrointestinales y fatiga. Desde la promoción de hábitos saludables a una mejor gestión del dolor crónico mediante la reducción del estrés, entre otros.

Cabe destacar que el tratamiento es tan importante como la prevención. Existen diversas herramientas y técnicas que ayudan a prevenir la escalada emocional, actuando como una forma de intervención temprana. Estas pueden ayudar a un individuo a ajustarse a nuevas situaciones o etapas de la vida, mejorando la adaptación a circunstancias personales.

Hemos descrito algunos beneficios de la terapia psicológica pero creo que no pueden transmitir lo que significa liberar la carga emocional y darle el espacio que le corresponde en nuestra vida. Si sientes que es tu momento, no dudes en contactarnos. Desde Proyecto Kintsugi estamos para ayudarte.



María Gálvez

Psicóloga general sanitaria


55 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page